BOT

El BOT es un tipo de contrato que reúne varias competencias: concepción, construcción, servicios y montaje financiero. Más que un servicio, es una verdadera asociación entre Degrémont y sus clientes.

Para Degrémont, es realmente un know-how y una de sus grandes especialidades. Una oferta de servicio de tipo BOT puede ser propuesta cuando el cliente (colectividad local, provincia, Estado o incluso grupo industrial) desea una implicación completa del socio privado con la gestión del proyecto, llegando hasta a hacerse cargo del financiamiento. Dentro de ese esquema, Degrémont, representado por una sociedad dedicada al proyecto, garantiza la concepción, la construcción, el financiamiento y la operación de la planta de tratamiento de agua.

Como contrapartida, el cliente se compromete a remunerar el servicio que se le está proporcionando, a través de una tarifa que cubre la actividad de operación de la planta, así como a la amortización de los capitales invertidos. La planta es transferida al cliente al término del contrato, generalmente de una duración de 20 a 30 años. Este contrato se beneficia naturalmente de la competencia técnica y del know-how aportado por Degrémont a lo largo del contrato.

Oficio pluridisciplinario, el BOT moviliza las competencias históricas de Degrémont y completa su gama comercial más allá de la oferta tradicional de concepción, de construcción y de operación.